¿Qué es la halitosis o mal aliento?

¿Cuáles son las causas que provocan el mal aliento, también llamado halitosis? Analizamos sus claves y, sobre todo, la forma de prevenirlo.

La halitosis es el término médico con el que se define al mal aliento. Lo sufren 7 de cada 10 personas y se provoca por la presencia de bacterias, sobre todo en la lengua y en los dientes.

Curiosamente, el peor evaluador del mal aliento es la propia persona que lo sufre, ya que los estudios han demostrado claramente la incapacidad de analizar de forma objetiva el grado de su propia halitosis.

¿Cuáles son las causas del mal aliento?

En la mayor parte de los casos, viene provocada por una mala higiene y por los restos de comida, pero también se puede deber a alguna caries dental o a problemas periodontales. En el 90% de los casos el origen está en la boca y no a nivel estomacal, como así se cree popularmente.

El 60% de los casos de halitosis oral están asociados con alguna patología periodontal: gingivitis y periodontitis. De ahí la necesidad de visitar a un odontólogo para poner solución cuanto antes. 

Existe una relación directa entre la gingivitis y el mal aliento. A medida que aumenta la inflamación, se incrementan los niveles de halitosis. Algo que también sucede con la periodontitis.

Por otro lado, hay que tener en cuenta estas causas no patológicas de la halitosis:

Aliento matutino: El flujo de saliva disminuye mientras dormimos, esto facilita el crecimiento incontrolado de bacterias que producen gases malolientes.

Prótesis dentarias: La acumulación de restos de comida en dentaduras postizas y puentes puede ser la causa.

Fármacos: Algunos medicamentos producen el síndrome de boca seca, que a la postre tiene como consecuencia mal aliento.

Tabaco: Fumar crea mal aliento.

Alimentos: Algunos alimentos como la cebolla, ajo o el consumo de alcohol pueden producir halitosis. 

¿Cuándo es normal y cuándo hay que preocuparse?

Debemos poner el enfoque en la duración, ya que hay casos agudos que duran horas (aparece y desaparece tal y como llegó), y en otros momentos hay una causa-efecto. Por ejemplo, levantarse por la mañana con mal aliento que desaparece tras la higiene oral. 

Existen casos crónicos en los que es necesario realizar una consulta con un especialista. Y también hay casos imaginarios o de halitofobia.

¿Cómo afecta la halitosis en el día a día?

Sin duda, la halitosis es un problema importante para la persona que lo sufre. Puede conllevar problemas en el mundo profesional, ya que no da buena imagen, y llega al punto de inseguridad y baja autoestima en las relaciones sociales.

¿Cómo combatir el mal aliento?

La solución es sencilla: con una buena rutina de cepillado. Es importante poner especial atención en la lengua, ya que es el origen de muchos focos de bacterias. 

Además, recomendamos encarecidamente el uso de hilo dental en la higiene diaria, además de un limpiador lingual. En función de cada caso, es posible que haya que incorporar un colutorio. Y, por supuesto, realizar limpiezas dentales periódicas para evitar cualquier tipo de problema.

Asimismo, es recomendable beber con frecuencia y consumir cítricos, estos ayudan a la secreción de saliva, siendo nuestra gran aliada al reducir la placa.

Síguenos:

Más artículos

Contáctanos